La titulitis: mal endémico en la Administración Pública Española

El otro día pude asistir a un café con un grupo de amigos y amigas que trabajan, en su mayoría, en la administración pública, unos en la municipal y otros en la autonómica. De las 10 personas que estábamos allí, 8 eran menores de 35 años y sólo dos superábamos los 50. En un momento determinado la conversación derivó sobre la posibilidad de promoción interna y los mecanismos para ello. Es cierto que no todos los puestos de trabajo tienen la misma exigencia. Si quieres estar en un departamento jurídico tienes que tener conocimiento de leyes y de administración y la carrera de derecho te sitúa en condiciones óptimas  para ello. Lo mismo ocurre para estar de cirujano en un hospital, la carrera de medicina y la especialidad es la llave para llegar ahí. Aunque hay que recordar que en algunos países ya conviven en los mismos centros de salud licenciados/as en medicina y personas que practican la medicina tradicional. Pero no, mis amigos y amigas se referían a otros desempeños que tiene que ver con, por ejemplo, la cultura, los servicios sociales, el deporte, el mantenimiento o el medio ambiente por citar sólo algunos. Sigue leyendo

Alternativas al Poder Corporativo

Acabo de terminar de leer este expléndido libro de Gonzalo Fernández Ortiz de Zárate que lleva el título ” Alternativas al poder corporativo”.  Gonzalo, a pesar de su juventud, es una persona ya rodada en la investigación que auna una sólida formación con un amplio conocimiento práctico de compromiso político tanto en Euskadi como en Latinoamérica y que ahora encauza su trabajo en el Observatorio de Multinacionales en América Latina, instrumento esencial del trabajo que desarrolla Paz con Dignidad.

Este libro nos ayuda a reflexionar sobre el sistema capitalista que ha invadido no sólo la mayor parte de los países del planeta si no las partes cotidianas del ser humano y para ello uno de sus instrumentos troncales son las transnacionales que han organizado el verdadero poder que está por encima de los Estados , el poder corporativo.

Estas transnacionales no sólo han consolidado su dominio si no que lo han expadido a los elementos básicos que necesita la humanidad para vivir y seguir existiendo: el agua, la alimentación, la salud, la energía, la investigación, la cultura o la comunicación. Ellas son la piedra angular del sistema capitalista y han organizado una trama de protección y dominio que engloba a los princiapales líderes de los países más poderosos de la tierra, a los grandes señores de las finanzas y a los gerentes de los principales medios de comunicación. Ellos son el poder en la sombra que mueve los hilos de la política internacional. Ellos engordan sus ganacias en la misma medida que la mayoría de la población adelgazamos nuestras posibilidades de mejorar nuestras condiciones de vida.

Y ante ello ¿qué hacer? El autor nos presenta 20 propuestas para una agenda de transición  y 90 medidas políticas que no supone un programa acabado por donde caminar si no una invitación  a sumarnos a la lucha, a juntarnos con otros y otras, a formarnos para entender mejor las entrañas del monstruo y a poner en marcha algunas de las medidas planteadas, comprobar su viabilidad y  proponer otras nuevas.

En esta batalla a muerte entre el capital y la vida ellos tienen el poder y nosotros y nosotras la mayoría y la dignidad. En este enfrentamiento caeremos mil veces pero mil veces nos levantaremos pues nos jugamos nuestro presente y nuestro futuro. En este camino el libro de Gonzalo constituye una herramienta poderosa e imprescindible. 

Ser madre o padre. Una cuestión de sentido común

Hace unos días fui a visitar a mi amigo Alberto. Estaba dichoso pues era abuelo desde hacía dos años y estaba pasando una buena etapa disfrutando de sus nietos (dos varones de 2 años y 4 meses). Uno de su hija Emilia y otro de su hijo Alberto. Me contó que cuando nacieron  y en los meses siguientes casi no podía verlos pues tanto Emilia como Alberto, con cariño, le hacían saber que los hijos eran responsabilidad de ellos, que querían criarlos  a su manera y no permitirían que los abuelos intercedieran. Poco a poco la cosa se fue normalizando, sus hijos necesitaron el apoyo del abuelo y la abuela para, dentro de lo posible, normalizar sus vidas y atender a sus responsabilidades profesionales y los abuelos entraron a formar parte de la vida de los nietos intentando no agobiar, ayudar en todo lo que fuera posible y disfrutar de ellos.

Durante la comida y en la sobremesa mi amigo y yo nos quedamos un poco asombrados de la tensión que se vivió al hablar de la crianza. Alberto y yo manteníamos la postura de que esta era cuestión de aplicar el sentido común, no hay muchas reglas fijas, lo que le sirve a los amigos no tiene porqué servirme a mí, deberíamos evitar las modas  y sobre todo dedicarles tiempo y darles mucho cariño. Nadie nos va a evitar los sobresaltos de media noche, las angustias de la fiebre y el buscar a oscuras el apiretal. Además los mocos y los gases parecen multiplicarse sin cesar y las dudas entre cuando dejar la teta y cuando empezar con el biberón nadie las vivirá por nosotros. Por otra parte el remordimiento de si lo estaremos haciendo bien o no y en este caso de cómo afectará a nuestros hijos lo llevaremos dentro a lo largo de nuestra vida. Sigue leyendo

Lion, película conmovedora.

Tengo que reconocer que fui con prevención a ver esta película. Pensé que podría ser un melodrama que no me enganchara y me hiciera pensar que tiré el dinero.

La película Lion está basada en el libro ” A long way Home” de Saroo Brieley y  tiene dos partes diferenciadas: una que es la vida de Saroo cuando era niño, magistralmente interpretada por Suny Pawar. ¡Aún no sé como no le dieron un Oscar!. Su invisibilización llega a tal extremo que no aparece su nombre ni en el cartel y otra es Saroo con su familia de adopción viviendo en Australia. Esta segundo parte tiene menor calidad y es más previsible. En conjunto es una buena película y merece la pena verla.

La película trata la vida de Saroo Brieley desde que era niño, la relación con su madre y hermano (a quien adoraba) y su vida en la pobreza. Posteriormente con cinco años se perdió en las calles de Calcuta (ciudad situada a miles de Kilómetros de su casa), es capturado por la policía y es llevado a un orfanato. Su vida parece condenada al abandono y olvido y con altas probabilidades de ser abusado sexualmente. Afortunadamente fue adoptado por una familia que lo lleva a Australia donde pasa a ser un joven que llega a estudiar en la Universidad y disfruta de una familia que le quiere. Aún así, Saroo tiene una inquietud vital que le lleva a querer saber que fue de su familia biológica. Ello le obsesiona y a los 25 años le lleva a preparar su viaje a India donde finalmente se encuentran las dos familias y Saroo puede recobrar su historia personal y regresar a Australia para continuar su vida.

Película: Lion

Año: 2016

Director: Garth Davis

“Nacionalismo catalán versus nacionalismo español” ¿Dónde está la izquierda?

Si atendiéramos solamente a los medios de comunicación “serios” veríamos que en todas sus emisiones o publicaciones aparece un espacio dedicado al “problema catalán” y por él se entiende a la pretensión de los nacionalistas catalanes de declararse independientes. Esto ha dejado en un segundo orden “el problema vasco” y mucho más atrás “el problema gallego”. Para estos medios y para la clase política española el nacionalismo es una grave enfermedad que pretende matar España. Por el contrario si nos nutrimos de los medios de comunicación nacionalistas todo el problema viene del españolismo o nacionalismo español, es decir, de las élites políticas y económicas españolas que oprimen a sus naciones y no les permiten ser libres. Sigue leyendo